NickCurran2

Es un auténtico placer para nosotros poder compartir aquello que más nos gusta hacer con aquellos que leéis estas líneas. En este blog, iremos contando los pasos y técnicas de los proyectos en los que nos sumergimos. Y vamos a comenzar con una entrada que es para nosotros algo más que compartir nuestra pasión por nuestro trabajo.

Esta entrada es algo más personal. En Corpórea Escultura amamos las artes, no podemos evitarlo. Y en esta ocasión vamos a hablar de música, más concretamente de lo que para nosotros es la primera gran leyenda del siglo XXI en lo que a Rock & Roll se refiere. Hablamos de Nick Curran.

Nuestra generación no ha sufrido la muerte violenta de una gran estrella del género: no sufrimos el 3 de febrero del 59: trágico día en que fallecían en el mismo accidente Buddy Holly, Big Bopper y Ritchie Valens, o el 17 de abril del 60, día en que el mundo se quedaba sin Eddie Cochran, por nombrar un par de ejemplos. Pero sí hemos tenido que ver cómo el 6 de octubre de 2012, nos abandonaba nuestro querido Nick Curran, una estrella predestinada a marcar una época.

Era uno de esos artistas que conseguían que olvidaras el resto del mundo, mezclaba el Blues, el Rhythm & Blues, Rock & Roll y Garage haciéndote disfrutar cada segundo que pasaba en el escenario. Abordaba los temas con el auténtico espíritu del Rock & Roll, con elegancia, convirtiendo cada tema en un himno al buen gusto, con delicadeza y sonidos salvajes a partes iguales.

Nos dejó 5 discos maravillosos y recuerdos de conciertos imborrables. Éste es nuestro homenaje.

Éstas son las fotos. Y, de momento, seguiremos como nos dejó: flying blind…